Cuando la Tierra ya no nos protege

Mi primer desayuno con fotones

Desayuno con fotones

Autor: Alexander Portas

La Tierra, como el resto de los cuerpos del Sistema Solar, está sometida a un continuo bombardeo de partículas y radiación electromagnética de muy alta energía (radiación ionizante).

Ésta proviene fundamentalmente del espacio exterior y en mucha menor medida de nuestra propia estrella, el Sol. Afortunadamente la mayor parte de esa radiación es detenida por el campo magnético y la atmósfera terrestres.

En 1912, Hess observó que la tasa de dosis ambiental aumentaba con la altitud y, en 1925, Millikan atribuyó el nombre de “radiación cósmica” y “rayos cósmicos” a ese campo de radiación.

En los años 60, ya empezó a haber preocupación por las consecuencias de esas altas tasas de dosis absorbida para las tripulaciones de los aviones que vuelan a elevadas altitudes.

De hecho, esto motivó que en los informes 60, 75 y 103 de la Comisión Internacional de Medidas y Unidades de Radiación (ICRU) recomendasen la clasificación…

Ver la entrada original 1.526 palabras más

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s